Vidrio inteligente: elige entre luz, calor, los dos o ninguno

Podemos definir el vidrio inteligente, como aquel que regula la entrada de luz y calor a través del acristalamiento. Mediante la colaboración del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley en EEUU y el Instituto de Ciencia de Materiales de Barcelona han diseñado un cristal capaz de modificar la entrada de luz visible e infrarrojos (que calientan las estancias), aplicando un voltaje preciso en la luna.

Las ventajas que se derivan de este avance científico aplicadas a la construcción son las lógicas reducciones en gastos energéticos, tanto en iluminación como en calefacción y refrigeración.

En la actualidad existen cristales capaces de variar la entrada de luz, haciéndose opacos o transparentes dependiendo de la luz exterior, pero aún no era posible controlar la entrada de radiación solar directa y difusa de forma selectiva, dependiendo de las necesidades de temperatura interior. Dicho de otra forma, los vidrios inteligentes dejan pasar la luz visible, pero repelen la radiación infrarroja, que es la responsable de los incrementos de temperatura en las estancias.

El cristal puede adoptar tres estados diferenciados dependiendo de las necesidades climáticas interiores:

    1. Dejar pasar la luz visible y el calor
    2. Dejar pasar la luz visible y
      bloquear el calor
    3. Bloquear la luz visible y el calor

Este nuevo material está formado por nanocristales de óxido de indio dopado con estaño y la matriz vítrea. Aplicando un voltaje determinado los nanocristales (que son transparentes) dejan pasar la luz visible, pero absorben las ondas infrarrojas.

Según afirman los desarrolladores del proyecto, aún faltan investigaciones para poder aplicar esta tecnología en nuestras casas, pero es facial imaginar las ventajas de este material. Por ejemplo, en un día caluroso de verano, podríamos correr las cortinas y subir las persianas, dejando pasar la luz, y así evitar el uso de luz artificial, al mismo tiempo que bloqueamos los infrarrojos, evitando encender el aire acondicionado.