Cédula habitabilidad

La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda es apto para ser destinado a residencia de personas y tiene las condiciones técnicas de habitabilidad según la normativa vigente.

En la cédula no figura el nombre de la persona propietaria. Se trata de un documento que acredita las condiciones objetivas de habitabilidad de una vivienda, con independencia de sus titulares u ocupantes.

Obligatoriedad de la cédula.

  • Todas las viviendas deben disponer de cédula de habitabilidad, de conformidad con el Decreto citado. Esta cédula tiene una vigencia de 15 años. – Las viviendas de nueva construcción y los que hayan sufrido modificacionsen la superficie o se alteren las condiciones de habitabilidad deben disponer de cédula previamente a su ocupación.
  • En el resto de supuestos, y para que las personas transmitentes puedan entregar la cédula a los adquirentes, de conformidad con lo previsto en el artículo 26.2 de la Ley 18/2007, de 28 de diciembre, del derecho a la vivienda, es necesario que las viviendas dispongan de cédula en el momento en que se produzca su transmisión entre vivos, alquiler o cesión de uso, incluidas las derivadas de segundas y sucesivas transmisiones.
  • En caso de viviendas promovidas bajo cualquier régimen de protección pública, la calificación definitiva sustituye la cédula de habitabilidad de primera ocupación durante un periodo de 15 años. Una vez transcurrido este período desde la expedición de la calificación definitiva, las segundas y sucesivas transmisiones requerirán la obtención de la cédula de habitabilidad.

¿Cómo se tramita la cédula de habitabilidad?

Es necesario un técnico competente, ya sea un Arquitecto, Arquitecto Técnico o Ingeniero de la Edificación, que realice una inspección en la vivienda, para determinar que ésta cumpla con los requisitos que exige el decreto de habitabilidad.

Una vez realizada la visita, se redacta un informe y en su caso que la vivienda cumpla con los requisitos mínimos, podrá obtener la cédula de habitabilidad. Una vez tenemos el informe, el tramitamos al órgano competente.